¿En qué va el ‘fracking’?

La comunidad internacional ha dado prioridad al cuidado ambiental y de la salud pública.

Por eso algunos países han prohibido la fracturación hidráulica (‘fracking’ en inglés), mientras que otros han declarado la moratoria entre tanto revisan la evidencia científica sobre los grandes riesgos que implica esta práctica.

El principio de precaución en materia ambiental ha sido fundamental para sustentar la decisión de prohibir o declarar la moratoria sobre el ‘fracking’. Este principio exige que los Estados tomen medidas para evitar daños graves e irreversibles al ambiente y la salud pública, en caso de incertidumbre sobre la magnitud, causalidad y probabilidad de los daños.

Estados Unidos ha sido pionero tanto en el desarrollo del ‘fracking’ como en sus moratorias y prohibiciones. Entre 1978 y 1992, el Departamento de Energía de Estados Unidos invirtió más de 137 millones de dólares para promover tanto el ‘fracking’ en yacimientos no convencionales de hidrocarburos como la perforación horizontal.

En 2011, la Asamblea de Francia prohibió el fracking mediante la Ley 835 de 2011, que fue revisada y reiterada por la Corte Constitucional mediante la sentencia 346 de 2013. Francia tiene planeada la salida gradual e irreversible de la extracción de hidrocarburos en su propio territorio, así como la prohibición de los vehículos que usen petróleo o gas en 2040.

En 2017, el poder ejecutivo radicó en el Congreso de Costa Rica un proyecto de “ley para avanzar en la eliminación del uso de combustibles fósiles en Costa Rica y declarar el territorio nacional libre de exploración y explotación de petróleo y gas”.
En un marco de lucha contra el cambio climático, está claro que si el siglo XIX fue del carbón y el XX, del petróleo y las hidroeléctricas, el XXI tendría que ser el siglo de las energías renovables no convencionales.

Entre tanto, los países y territorios tienen el reto y la oportunidad de adaptarse a este escenario de transición energética y de adaptación y mitigación del cambio climático. En este contexto, el ‘fracking’ no solo es perjudicial, sino innecesario.

Author avatar
Español